jueves, 30 de diciembre de 2010

EL FINAL DE LAS PALABRAS. POEMA C. AKASHA VALENTINE



El final de las palabras. 

Ahora que el agua parece estar en calma lanzo mis pensamientos al océnano.
Y cada ola que se agolpa en la orilla parece estar esperando un pedazo de mi ser.
Mis manos inquietas se mueven mecidas por un viento insaciable
y mis dedos descuidados acaban moviéndose y bailando contra mi voluntad.

La inquietud se asoma a mi ventana y me mira directamente a los ojos
provocando que acabe aganchando la cabeza por miedo o quizás por vergüenza.

Mi voz te llama, mis palabras te buscan, pero la respuesta a mis súplicas
es el silencio que evocas, no hay contestación a la llamada de mi alma
y esta reacción me provoca un dolor que hiere por dentro todo mi ser.

Mis ojos te buscan en la oscuridad de la habitación, pero lamentablemente
no puedo encontrarte a pesar de que lo intento con todas mis fuerzas.

Mis manos mecen mi cuerpo, añorando las yemas de tus dedos,
esperando de forma impaciente a que vengas a por él
y que reclames lo que por derecho te pertenece.

Pero lamentablemente tú sigues sin inmutarte, sin acercarte.
Y siento como una soga invisible atrapa mi cuello y me rodea con hilos
presionando cada centímetro de piel, estrangulando a mi cuello, impidiéndome respirar.

Somos como dos piezas de ajedrez, simples peones movidos por dos sentimientos
que se miran, se conocen, se encuentran y se odian y a su vez se atraen.

Anhelo cada centímetro de tu ser, cada moviento de tu cuerpo,
y por alguna extraña razón has dejado de venir a mí
y no me has dado ninguna clase de explicación.

Mi mente te estudia buscando una solución a esta situación sin sentido.
Una razón por la cual aún sigo sintiendo algo por ti,
aún siendo lo suficientemente consciente de que si te sigo amando moriré de amor.

Y es que como esta canción de amor el final de las palabras está cerca,
y me he dado cuenta de que ya no tenemos nada más que decirnos
y eso, querido, me mata y me desconsuela, porque un amor como el nuestro
es un suicidio de sentimientos, un dolor perpetuo para una eternidad sin consuelo.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "El final de las palabras" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

SUEÑOS ROTOS. POEMA XCIX. AKASHA VALENTINE.



Sueños rotos. 

Tantas veces había soñado que tú y yo estaríamos juntos para siempre.
Pensé que nuestro amor era limpio y cristalino, como un río que acaba de nacer
y desciende por la ladera que la madre naturaleza le ha otorgado.



Crecimos juntos y te juré amor eterno, pero me equivoqué.
Y maldigo ese momento y esa equivocación una vez más.



Para mí el tiempo que hemos compartido se ha convertido
en un sueño roto, una daga que amor que ha herido y desgarrado mi corazón.



Ya no quiero sonreír, ni comer, ni vivir.
Sólo quiero desvanecerme y huir de mis propios demonios
que no cesan de atormentarme y de agitar a mi pobre y herido corazón.



No espero que comprendas lo que expreso en este poema,
o que realmente entiendas cómo me siento y cuanto mal padezco,
tan sólo quiero morirme en un lugar donde mi cuerpo no se encuentre jamás.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Sueños rotos" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 



miércoles, 29 de diciembre de 2010

DESNUDA MI ALMA. POEMA XCVIII. AKASHA VALENTINE


Desnuda mi alma. 


Ahora que me doy cuenta de lo importante que eres para mí, sólo quiero pedirle a Dios una cosa,
y es que si yo te fallo en algún momento, amada mía, sea él quien te llevé por el buen camino
y te le aleje de mi lo antes posible para que de esta manera tu amor sea puro y eterno para siempre.



No te das cuenta, pero mi amor por ti es tan grande como el universo que nos contempla.
Y en lugar de sentirme aterrado,presionado por esa sensación, mi corazón se siente aliviado
y a su vez reconfortado porque soy consciente de que siempre tendré la seguridad de que vaya
a donde vaya solo necesitaré comtemplar las estrellas para poder encontrarte de nuevo
y desnudar mi alma para estar contigo.



Puede que aún no lo sepas, pero desde que tú entraste en mi vida, le diste una razón y un sentido.
Y no sabes cuan importante te has vuelto para mí,
y cuánto te necesito cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo.

Por lo que permíteme que me arroje entre tus brazos para ser consciente de que estoy vivo.
Para que de esta forma pueda albergar más esperanzas si cabe,
para que pueda soñar con un futuro cercano,
para que pueda dormirme entre tus brazos
y esperar a que el tiempo se desvanezca delante de nosotros
y nos convierta en estrellas del firmamento.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Desnuda mi alma" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

LAS HORAS MUERTAS. POEMA XCVII. AKASHA VALENTINE



Las horas muertas. 


Ven, siéntate a mi lado, amor mío, y no tengas miedo de asomarte al borde de mis ojos.
Posa tu mirada con cuidado en el interior de mi pupila y permite a tu alma pasar al otro lado.
No te angusties si crees que la soledad te ronda en estos momentos pues aquí estoy para protegerte.



Acércate y quédate a mi lado, para que de esta forma nuestros corazones puedan latir al unísono.
Posa tu boca sobre la mía, y permite que la suavidad de tus labios acaricie el terciopelo de los míos.
Permitamos que el tiempo corra y las horas se mueran en algún lugar del espacio.



Quiero estrecharte entre mis brazos y arropar con sumo cuidado el calor de tus brazos.
Anhelo ser el guardián de tu risa, el morador de tus recuerdos, el profeta de tu vida.
Y es que me he dado cuenta de que sin ti la vida es una existencia sin sentido.



Quiero que tus ojos aprendan por sí mismos la belleza del mundo para que de esta forma
pueda encontrar en ellos la razón de mi vida, el sentido de estar aquí y no allí.



Casi sin darme cuenta he acabado aspirando el perfume de tus cabellos, el aroma de tu piel.
Y mi boca se ha hecho agua, y mis papilas han salido en tu búsqueda
para saciar una sed que sólo tus labios y tu boca pueden apagar.



Y no importa cuanto duela el amor, o la desperación, porque si tú estas ahí,
tengo una razón para vivir, un motivo por el que luchar, un rayo de luz al que aferrarme
cuando la oscuridad embriague mis sentidos y confunda mi alma.



Porque sabré que aunque las horas mueran en alguna parte tu siempre encontrarás
al señor del tiempo para pedirle un segundo más para estar a mi lado,
un minuto más para poder sostenerme entre tus brazos,
una hora más para dedicarme un beso largo y profundo, en definitiva una eternidad para amarnos.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Las horas muertas" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

ETERNAMENTE MÍA. POEMA XCVI. AKASHA VALENTINE



Eternamente mía. 


Los dedos angostos de mi mano se han deslizado con cuidado
sobre las estrechas cuerdas de mi guitarra.
Y en el momento en el que el sonido ha comenzado a salir de su interior
el cielo ha comenzado a llorar por la pérdida de un nuevo ángel.



Y la luna y el sol parecen haberse unido en el cielo para ser testigos de nuestro amor.
He tenido que cubrir el color de mis ojos con mis cabellos para que tú no me vieras llorar.



Pero es que soy incapaz de contener la felicidad que desborda mi corazón,
ni de retener las palabras más hermosas que he creado en este poema de amor para tí.



Quiero seguir asomándome al borde de tu corazón y verme atrapado entre las rejas
que has creado expresamente para mí, para que nunca pueda escaparme y seas eternamente mía.



Para que de esta forma cuando nuestras almas se encuentren sean capaces de unirse para siempre.
Y nunca existan silencios eternos ni palabras perdidas en algún lugar llamado ayer.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Eternamente mía" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

LAS PALABRAS QUE UN DÍA OLVIDASTE EN LA ORILLA DEL LAGO. POEMA XCV. AKASHA VALENTINE


Las palabras que un día olvidaste en la orilla del lago.


Hoy el sol parece haberse quedado dormido, pues no le he visto asomarse a la ventana.
Sin embargo las nubes le han echado de menos porque no hacen otra cosa que llorar por él.
Y aquí estoy yo, con la mirada perdida puesta en ninguna parte esperando a que algo cambie.



Las palabras que un día olvidaste en la orilla del lago se han debido de hundir o perder
porque mis ojos las han estado buscando con premura y no las han encontrado.



Y a pesar de que sé que si estoy aquí parado no conseguiré nada,
y aún siendo consciente de este acto, me doy cuenta de que
aunque quiera moverme no puedo hacer otra cosa que seguir esperándote.



Mis labios tiemblan cuando intento pronunciar tu nombre
y mi voz parece ahogarse en el interior de mi garganta
como si unas manos invisibles estuvieran estrangulando mis palabras a medida que van pasando.



En el vórtice de mis ojos he visto a la nostalgia hablar con mis lágrimas
y me he dado cuenta de que por más que desee calmar las crueles palabras
que ese sentimiento les ha susurrado, me resulta casi imposible ayudarlas.



Mis manos siguen frías y temblorosas, porque el calor que emanaba tu cuerpo
ahora está demasiado lejos para que vuelva a calentármelas de nuevo.



Desnudo mi cuerpo y alma en este lago para así poder encontrarte de nuevo,
pero lamentablemente tú ya no estás aquí.



Y las palabras que un día olvidaste en la orilla del lago
parecen haberse evaporado o marchado,
porque ahora no me queda nada más que el recuerdo de lo que fuiste y de lo que fue nuestro amor.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Las palabras que un día olvidaste en la orilla del lago" de Akasha Valentine 2010 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

EL TIEMPO QUE ME FUE NEGADO. POEMA XCIV. AKASHA VALENTINE



El tiempo que me fue negado. 


El tiempo que me fue negado parece haberse perdido en algún lugar llamado ayer.
La nostalgia ha llamado a mi puerta y sin embargo no deseo que esté a mi lado.
Las luces de la mañana han comenzado a alumbrar las cuatro paredes de mi habitación
y me he dado cuenta de que la felicidad que me envolvía se ha desvanecido.



Y ahora me encuentro aquí tan solo que no tengo ganas de decir o hacer nada.
Y dejo que el tiempo una vez más corra en mi contra y juegue con mis esperanzas.
Y aquí me encuentro desvanecido, con un dolor insoportable al que no sé ponerle nombre.



Mis manos ascienden y descienden sobre mi pecho anhelando los días perdidos,
permitiendo que las esperanzas que anhelé se muriesen en algún lugar de mi maltrecho corazón.
Y es que ahora sin ti la vida ya no tiene sentido, ni razón de ser.



Y las palabras que en un principio juramos decirnos ahora se han perdido.
Y no nos queda nada más que la desesperación y la soledad.
Así que, cariño, estés donde estés, no le pidas al tiempo que se lleve lejos tus recuerdos,
para que de esta forma puedas volver a encontrarme
y regalarme el tiempo que un día me fue negado.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "El tiempo que me fue negado" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

SIEMPRE AHÍ. POEMA XCIII. AKASHA VALENTINE.



Siempre ahí. 


Ahora que soy consciente de que lo material puede esfumarse como una simple mota de polvo
en el aire me doy cuenta de que a pesar de todo tú siempre estarás ahí.
Y por más que la tristeza aceche a mi corazón, soy consciente de que tú seguiras a mi lado
siguiendo cada uno de mis pasos y atosorándolos en el tiempo.



Y es que cuando más te he necesitado, tu has estado a mi lado para cuidar de mí.
Para protegerme, para asegurarte de que nada malo me pasara,
de que nada enturbiara la paz de mi corazón.



Y es que no hay nadie como tú en esta vida. Nadie se puede comparar a tu persona.
Porque cuando tú sujetas mi mano entre las tuyas, siento que el mundo podría ser un lugar mejor
y le doy esperanza a la desesperanza, luz a la oscuridad, paciencia al tiempo.



Y de esto soy capaz porque sé que tú siempre estarás ahí, a mi lado, aunque no digas nada.


Akasha Valentine © 2010


NOTA LEGAL:  "Siempre ahí" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

PERDIDO SIN TI. POEMA XCII. AKASHA VALENTINE



Perdido sin ti. 


No quiero pensar que la imagen que tengo de ti es tan sólo un recuerdo del ayer.
Y que los recuerdos de ayer son imágenes lejanas y distantes de una persona que ya no existe.
No quiero cerrar los ojos y pensar que mi existencia ya no forma parte de esta vida.



Así que como el fuego que se consume quiero quemar todos mis malos recuerdos de esta vida
Y sembrar la razón y la esperanza para crear nuevos recuerdos hermosos y bellos
en el interior de mi pecho, para arroparlos con mi corazón y protegerlos de todo mal.



Quiero que tus manos estén ahí siempre, tendidas solo para mí, para que de esta forma
pueda sentirme siempre querido y amado, protegido de todo el mal que me rodea.
Y es que, cariño mío, sin ti estoy perdido, soy un alma sin destino,
un corazón sin un cuerpo, un espiritu errante al que no le queda nada.



Mis manos se alzan hacia mi cabeza con el fin de enredar aún más a mis cabellos.
Y tus dedos, que ahora parecen lejanos y fríos, se mueren por tocar el color de mis cabellos.
Y no anhelo otra cosa que morir entre tus manos, sintiendo el tacto de tus dedos al pasar
absorbiendo el perfume de tu piel, el aroma de tu cuerpo.



Y es que sin ti no puedo tener un razón de vivir, una existencia de quién soy o de lo que soy.
La vida no tiene sentido alguno, por eso estoy perdido sin ti.

Akasha Valentine © 2010


NOTA LEGAL:  "Perdido sin ti" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

MI ALMA ES SÓLO PARA TI. POEMA XCI. AKASHA VALENTINE



Mi alma es sólo para ti. 


Si esta noche muriera, le pediría a Dios que me concediera una última voluntad
y el tiempo que me fuera otorgado sería para poder verme en el espesor de tus ojos.
Para que de esta forma mi alma pudiera yacer en el interior de tu iris
y de esta forma quedarme contigo para siempre sin miedo a ser olvidado.



Si esta noche tuviera que partir a un lugar desconocido
no me detendría a recoger las pertenencias más caras o más lujosas,
simplemente me acercaría hasta tus labios y te pediría un beso de amor,
pues con este pacto de cariño tendría suficiente equipaje para toda la eternidad.



Puede que esta noche yazca en tierra de nadie, donde mis huesos se volverán polvo
y mi carne se pudrirá hasta saciar a los gusanos y otro seres sin igual.
Pero marcho tranquilo, pues tú estas conmigo, aquí y ahora no tengo nada que temer.



Quiero que sepas que en cada momento tú has estado ahí presente como una luz resplandeciente,
una vela incandescente, un rayo de esperanza en un mundo de tinieblas.



Puede que esta noche la oscuridad traiga consigo sus propios demonios, pero yo estoy tranquilo.
Nada temo y de nada me escondo, tan sólo quiero ser consecuente con mis actos.
Y es que aunque tú no me digas nada, sabré que me estás mitiendo con cada gesto que realices.



No tengas miedo a mostrarte tal y como eres, creo que ya nada puede pertubar la paz que me rodea.
Necesito saber que estas letras no caerán en el olvido, y mucho menos en un rincón del ayer.



Si esta noche tengo que partir a un lugar desconocido,
sólo quiero que sepas que mi alma es sólo para ti,
para que la devores como desees y la disfrutes tanto como quieras.



Buenas noches demonio mío, que la paz de los muertos sea el canto que necesitas para domir.



Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Mi alma es sólo para ti" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

FRAGMENTOS DE AMOR. POEMA XC. AKASHA VALENTINE.





Fragmentos de amor. 


Puede que aún no te des cuenta de cuán importante eres en mi vida.
Pero cariño, aunque no lo diga, eres todo cuanto necesito en este momento.
Quiero sostener con fuerza tu mano, para que ésta no tiemble
cuando el frío viento del norte alcance las yemas de tus dedos
y pienses que la soledad es tu única compañera en esta vida.



Los recuerdos que no se olvidan son los más importantes,
así que no permitamos al tiempo que haga con ellos lo que se le antoje.
Por lo que una vez más te pido que te quedes a mi lado
sin decirnos nada, pero siendo conscientes el uno del otro.



Dediquemos parte de nuestro tiempo a encontrarnos en la mirada del otro,
sin importar el lugar o la distancia a la que nos encontremos.
Pues aunque tus mejillas se tiñan de un color rojizo solo para mí,
me gusta saber que mi amor es capaz de provocarte sensaciones tan íntimas.



Sentémonos el uno frente al otro, y escuchemos lo que nuestros corazones tienen que decirse.
No dejemos de hablarnos, pues necesito estar siempre escuchando tu voz, aunque no digas nada.
Y es que el amor es así, una necesidad continuada de sentimientos y de esperanza.



Quiero que mis manos alcancen tu rostro para sostenerlo durante un tiempo,
para contemplarte con mis grandes ojos y ver lo mejor de mi alma reflejado en tu persona.
Y si la carencia de amor se asoma al vórtice de éstos, entonces sellaré este amor con un beso
para que así desaparezca esa necesidad que tienes de ser amado.



Aunque no digamos, ni hagamos nada, siempre sabré que te necesito a mi lado,
porque ahora mismo, la única razón que se me ocurre por la que existo eres tú.
Así que no le permitamos al tiempo que juegue con nuestras vidas
sin que le hayamos dado permiso para ello.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Fragmentos de amor" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría. 

ADIÓS TIEMPO, ADIÓS. POEMA LXXXIX. AKASHA VALENTINE





Adiós tiempo, adiós. 

Esta noche en la que pensé que el tiempo ya no tenía motivo y mi vida no tenía razón ni sentido,
te encontré mirándome a los ojos mientras tu rostro confundido esbozaba una tímida sonrisa.
Al tiempo, al que momentos antes le había dicho adiós, le pedí que se detuviera y que volviera a mí.
Porque sin darme cuenta, ahora más que nunca, necesitaba de él para conocerte un poco más.



Mis labios, sellados por la emoción del momento, te llamaron por tu nombre,
pero al ser desconocedor de éste, simplemente inventaron uno nuevo para ti.
Y tu respondiste a mi llamada con una sonrisa en los labios y un brillo en los ojos
que hizo que mi corazón latiera de forma desbocada mientras que una y otra vez te llamaba
sin razón ni sentido con el fin de retener esa sonrisa en tu boca todo el tiempo que fuera necesario.



Y casi sin ser consciente de lo que me estaba sucediendo corrí de nuevo para encontrarte
pero ya te habías ido, y ahora sujetabas otra mano que no era la mía y sentí celos y miedo.
Pero de nuevo tus ojos volvieron a los míos, y mi corazón latió de nuevo con fuerza.



Mi cuerpo se movió con rapidez y mis manos tomaron las tuyas
en cuanto la ocasión así lo determinó.
Y mis labios, que hasta el momento eran desconocedores del amor,
besaron tus mejillas y tu rostro se sonrojó casi al instante
llenando mi pecho de un calor y una sensación a la que no pude poner nombre.



Y cuando de tu boca salió tu voz, me quedé sin aliento, pues nunca en mi vida
había escuchado el dulce sonido que emiti un ángel al hablar.
Y fue entonces cuando quise robar esas palabras de tu boca
para guardarlas a buen recaudo en mi pecho para que así nadie más que yo
pudiera escucharlas cada vez que la nostalgía acechara en cada esquina de mi corazón.



Adiós tiempo, te digo adiós, pues amada mía, el momento de la despedida ha comenzado a llegar
pero no temas, mi ángel de amor, que volveré de nuevo a tus brazos esta noche y el resto de noches
esperando que la vida me otorgue una razón por la que vivir.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Adiós tiempo, adiós" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

lunes, 27 de diciembre de 2010

ROMEO Y JULIETA. POEMA LXXXVIII. AKASHA VALENTINE.





Romeo y Julieta. 

Esta noche Romeo ha detenido su mirada en la ventana de su habitación,
y sus pensamientos se han escapado con el fin de encontrar a su amada Julieta.
Pero lamentablemente la lluvía que cae en Verona de forma incesante
ha mojado las alas que el joven enamorado le otorgó a sus pensamientos
y estos han acabado cayendo contra el suelo y muriendo ahogados de dolor.



Julieta, que ha sentido el dolor de su amado se ha desvanecido en el suelo
presa del dolor y de la tristeza que en estos momentos inunda su corazón.
Sus ojos se han cerrado sin permitir a las lágrimas que tenía ocultas en su interior
salir a flote y marcharse lejos del lugar donde ella se encuentra.



Y es que esta historia amor ya tiene un final sellado
y por más que los angeles le pidan a Dios que deje que los jovenes vivan su amor
éste se ha negado pues su destino ya esta sellado y él no puede hacer nada más por ellos.



Así que todos se quedan mirando desde el cielo cómo estos dos jovenes
se vuelven a encontrar una noche más en la oscuridad para jurarse amor eterno.



Y los ojos de Romeo descienden una vez más hasta alcanzar los de su amada Julieta.
Y Julieta, quien espera morirse en la mirada de su amado
abre su boca y pronuncia sin palabras "mi ángel de amor".



Y Romeo, temeroso de que alguien le robe esas palabras,
sella sus labios con un dulce y profundo beso de amor.



Y de esta forma ambos sellan su amor para siempre sin ser conscientes de que su tiempo se agota
y de que pronto tendrán que decirse adios una noche y una vez más.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Romeo y Julieta" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

LAS ALAS DE LOS ÁNGELES.POEMA LXXXVII. AKASHA VALENTINE





Las alas de los ángeles

El cielo esta noche se ha teñido de luto, pues sus amados ángeles se han arrancado las alas
y sus cuerpos marchitos han caído en el olvido de los hombres, donde ya nadie los recordará jamás.



La oscuridad ha cegado de forma momentánea mis ojos
y he comenzado a ser consciente de que ya nada volverá a ser igual.



El edén ha caído y los demonios son los dueños y señores de la tierra prometida.
Y sin embargo aquí sigo, con los ojos cerrados, esperando lo inevitable.
Y por primera vez en mucho tiempo he comenzado a añorar la luz que me fue negada.



Quiero llorar pero no puedo, porque algún maldito demonio se ha llevado mis lágrimas
y ahora no me queda nada más que el recuerdo y la nostalgia de lo que tenía y he perdido.



Los dedos de mi mano ahora se mueven de forma temblorosa esperando encontrar una mano
que los mantenga calientes y tranquilos, pero lamentablemente nadie esta aquí para saciar
esta tonta necesidad que tengo y que parece tan urgente y desesperante.



El viento que nuevamente se ha alzado en este trágico día
trae consigo los llantos y súplicas de los seres humanos que aún no han perdido su fe.
Y aquí estoy yo sin poder decirles que no hay nada más,
que todo en cuanto creían no era más que una cortina de humo.



Y el tiempo de los hombres que con tanto cuidado guardé en mi corazón
ha llegado a su fin, y aún nadie les ha dicho que la muerte hace tiempo ya les ha tocado.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Las alas de los angeles" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

LÁGRIMAS DE SANGRE. POEMA LXXXVI. AKASHA VALENTINE





Lágrimas de sangre.

Mi corazón se ha inundado,
mis sentimientos viajan en una barca
demasiado vieja como para mantenerse a flote por sí sola.



Mi alma grita con todas sus fuerzas,
mientras espero que alguien, en alguna parte
de este enorme mundo, pueda tener un oído tan sensible
que pueda entender lo que con mi voz intento decirle.



Mi mano queda tendida para que alguien pueda cogerla
y sujetarla con tanta fuerza que sea capaz de trasmitirle el valor suficiente
como para que sea consciente de que no estoy sola en este mundo de tinieblas y oscuridad.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Lágrimas de sangre" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

EL SECRETO DE LAS PALABRAS. POEMA LXXXV. AKASHA VALENTINE





El secreto de las palabras. 

Siéntate a mi lado y no digas nada.
Deja que sea yo la única que hable.
Pues aunque no he cometido ningun acto de maldad,
no deseo que nada pertube mis palabras.



A pesar de que siento tu cálida mano mecer la mía,
no puedo ser coherente con los actos que dictamina mi corazón.



El secreto de las palabras
es un silencio ahogado, casi devastador.



Me sumo en la pena, cuando pienso que nada pido hacer
con la pesada carga que lleva mi alma.



Y aún así, tengo que enmudecer mis labios,
y guardarlos para siempre bajo bajo llave
para que nadie se lleve el secreto de las palabras.

Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "El secreto de las palabras" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

SENTIMIENTOS. POEMA LXXXIV. AKASHA VALENTINE





Sentimientos. 

Nadie sabe a ciencia cierta cuánto amor puede procesar un corazón humano.
Nadie puede decir con qué fuerza el espíritu humano es capaz de dar todo por nada.


Los sentimientos son tan frágiles que si alguien sabe decir las palabras adecuadas
puede fragmentar a una persona en mil pedazos.


Pero la fuerza de las palabras en los labios adecuados
tiene el poder de suavizar y curar las heridas que tiempo atrás se infligieron
en un corazón inocente.


No se debe de juzgar a la ligera, ni tampoco decir palabras de amor
cuyas promesas se las llevará algún día el viento.


Sé coherente con tus sentimientos,
ama y permite ser amado, pues sólo de esta manera
encontrarás lo que con tanto ahínco has estado buscando.


Akasha Valentine © 2010

NOTA LEGAL:  "Sentimientos" de Akasha Valentine 2010 © .La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.